Existen diferentes razones por las que se puede producir el latigazo cervical, aunque la más habitual de todas ellas es en el momento de sufrir un accidente de coche, y muy especialmente cuando el impacto se produce en la parte trasera de nuestro vehículo, y para poder solucionarlo de la mejor forma posible, en primer lugar vamos a aprender bien de qué se trata, y a continuación conoceremos los diferentes tratamientos que hay a nuestra disposición.

Qué es el latigazo cervical

El latigazo cervical es una lesión que tiene lugar cuando se produce un movimiento brusco que afecta a nuestras cervicales. Ahora bien, ¿cómo podemos detectar si hemos sufrido un latigazo cervical?

De entre los síntomas principales, podemos destacar lo siguientes:

  1. Dolor en la zona de los hombros.
  2. Dolor en la zona del cuello.
  3. Dolores de cabeza.
  4. En ocasiones aparece hormigueo en el rostro.
  5. Es frecuente que tengamos sensación de cansancio.
  6. Hormigueo en la zona de los brazos.
  7. Por norma general, la persona afectada estará más irritable.
  8. Se pueden producir mareos.

Cabe destacar que existen un total de cinco grados de esguince cervical:

  • Grado 0: tanto la contractura como el dolor son leves.
  • Grado I: hay rigidez y contractura, así como dolor, pero no hay signos físicos.
  • Grado II: dolor moderado y limitación del movimiento.
  • Grado III: dolor fuerte y contractura que impide por completo el movimiento.
  • Grado IV: se han producido fracturas o luxaciones en las vértebras.

Cómo tratar el latigazo en las cervicales

En cuanto al tratamiento, dependiendo del grado de nuestra lesión, se procederá de forma diferente, pero siempre se tendrán en cuenta las siguientes alternativas.

  1. Inmovilización del cuello mediante collarín cervical.
  2. Tratamiento de fisioterapia.
  3. Realización de ejercicios terapéuticos.
  4. Tratamientos farmacológicos antiinflamatorios y relajantes musculares.

Es importante que, en la medida de nuestras posibilidades, evitemos este tipo de lesiones y dolencias, para lo cual recordemos que es importante viajar bien colocados en el asiento, y con el cinturón abrochado, ya que si bien es cierto que no lo vamos a evitar por completo en caso de accidente, al menos lograremos reducir de forma considerable el daño producido. Desde MedyFis, centro de fisioterapia en Valencia, esperamos que estos consejos te sean de utilidad.

Call Now Button