Si después de un largo día en la oficina sentimos dolor en la zona cervical, esto podría significar que posiblemente y sin querer, estemos dañando nuestra columna vertebral.

La región cervical está conformada por siete vértebras, que cumplen grandes funciones, por lo tanto, es una zona donde se generan muchos movimientos, misma razón que podría causar lesiones en alguna vértebra. Es por ello que, actualmente, la cervicalgia es una de las molestias más comunes.

Causas que originan cervicalgias

Al ser considerada la región con mayor movilidad del cuerpo, la cervicalgia podría tratarse de anomalías en las partes blandas, músculos, ligamentos, discos, nervios o en las vértebras y sus articulaciones. A continuación, mencionaremos las causas más comunes de la cervicalgia:

  • De origen degenerativo: ocurre cuando se va produciendo un desgaste de vértebras y articulaciones o los discos se van deshidratando, esto podría ocasionar enfermedades degenerativas o crónicas como artrosis.
  • Tipo mecánico: al ejercer fuerzas repetidas o mantenidas sobre el músculo, por poco tiempo que sean, pueden provocar contracturas. 
  • De otros orígenes: por una enfermedad infecciosa como meningitis, inflamatorio como espondilitis, o traumático como un accidente automovilístico.

Síntomas habituales de la cervicalgia

Las personas que padecen cervicalgia pueden presentar síntomas habituales como dolor en la zona del cuello, dificultad para movilizarse, mareos o rigidez en la región cervical. De las afectaciones más comunes se pueden mencionar:

  • Neuralgia de Arnold: afectación del nervio que sale por la raíz de las primeras vértebras cervicales, esto produce dolor en la parte posterior de cabeza y cuello.
  • Parálisis facial: afectación sensitiva o motora del nervio facial.
  • Whiplash: esguince cervical que ocasiona molestia en ligamentos del cuello.

Cómo prevenir daños en la zona cervical

Para librarnos de cervicalgias es importante evitar la misma postura durante mucho tiempo y sobre todo la extensión cervical, es decir, arquear la cabeza hacia atrás. Se deben hacer estiramientos suaves después del ejercicio, colocar pantallas de aparatos electrónicos a la altura de los ojos o que nuestro colchón sea firme pero no rígido. Como ves, la cervicalgia es una molestia que puede prevenirse o tratarse, si presentas dolores en esa zona no dudes en contactar con Fisioterapia Valencia.

Call Now Button